time-business



Nuevos materiales: ¿progreso genuino o bombo publicitario?

EDITORIAL

English
junio 2018


Nuevos materiales: ¿progreso genuino o bombo publicitario?

De repente, se instala una ansiedad: ¿y si los anuncios múltiples sobre nuevos materiales, en particular los aplicados para las cajas de los relojes, constituyen un esquema Ponzi relojero? ¿Deberíamos creer en los relojeros cuando nos aseguran que estas innovaciones se mantendrán a lo largo del tiempo?

A

quí hay una idea incómoda: ¿y si todos estos anuncios sobre nuevos materiales, en particular para las cajas de los relojes, no son más que un esquema Ponzi relojero? ¿Deberíamos creer a los relojeros cuando nos dicen que estas innovaciones son el camino del futuro? ¿Verán los clientes en 2030 que nuestra década es una edad de oro para el crecimiento tecnológico, o una época dorada de estrategias de marketing inescrupulosas? Y... ¿alguna vez hemos visto algo tan duradero y robusto como los buenos relojes de acero antiguos de la década de 1970?

A medida que presentamos este dossier, se recomienda una nota de precaución. Dada la explosión de nuevos materiales promocionados por la industria relojera, es una buena idea dar un paso atrás y considerar si las sustancias innovadoras que se promocionan para su uso en cajas, biseles, cristales, esferas e incluso correas representan una verdadera ventaja para el cliente

La industria relojera es una antigua maestra en el arte del marketing, aunque, desde la explosión de Internet, se ha enfrentado a una reacción violenta de los innumerables blogs ultra especializados dirigidos por entusiastas. Entonces, la pregunta es: ¿estos nuevos materiales son el resultado de una investigación «objetiva» de los laboratorios de investigación y desarrollo de las empresas relojeras, o siguen una agenda establecida por sus departamentos de ventas y marketing?

Nuevos materiales: ¿progreso genuino o bombo publicitario?

Como suele ser el caso, la respuesta parece ser una combinación juiciosa de ambas: representan tanto la genuina pasión de muchos relojeros por la investigación de materiales, que en realidad es fascinante en muchos aspectos, como el interés de las marcas en garantizar el éxito comercial continuo. Dado el aluvión de nuevos materiales, parece prudente emitir una nota de precaución a los relojeros, para alertarlos sobre los peligros de contar sus pollos antes de que nazcan. Solo el tiempo dirá si esto es un progreso tecnológico real, o tanto como polvo de hadas.

Esta advertencia se basa en susurros de personas del interior, a quienes no podemos nombrar aquí, por razones obvias. Un comentario crítico particularmente nos impactó. «Los materiales de las cajas son promocionados hasta el punto donde todo ha perdido su sentido. ¿Ligero? ¿Alguien ha sufrido de tendinitis porque su reloj es demasiado pesado? ¿Duro, resistente a los arañazos? ¿Pretende atacar su reloj con un destornillador? Y la gente habla de salud, cuando los componentes a menudo se basan en una matriz compuesta de resina termoendurecible que no le gustaría tener en su casa».

Entonces, la pregunta es: ¿estos nuevos materiales son el resultado de una investigación «objetiva» de los laboratorios de investigación y desarrollo de las empresas relojeras, o siguen una agenda establecida por sus departamentos de ventas y marketing?

¡Cielo santo!. ¿No es suficiente que nos veamos obligados a albergar dudas sobre la autenticidad del interés relojero en la investigación de materiales? ¿Deberíamos también preocuparnos por nuestra salud, varias décadas después de dejar de usar el radio? No puede detener el progreso... pero a menudo lleva tiempo entender todas las consecuencias.