30. que-hay-de-nuevo



El GPHG nombra nuevo presidente

English
mayo 2018


El GPHG nombra nuevo presidente

El experimentado Raymond Loretan ha sido seleccionado por la Fundación del Grand Prix d’Horlogerie de Genève (GPHG) para ejercer como el nuevo presidente del mismo.

Desde su creación en 2001, la misión del GPHG ha sido destacar y recompensar anualmente las creaciones relojeras más notables. Eso está muy bien, pero su objetivo principal es mejorar la reputación mundial del arte de la relojería.

Por supuesto, ese noble objetivo es un poco más difícil de lograr cuando la industria relojera ha estado resolviendo sus problemas en los últimos años. Entonces, la idea que está detrás del nombramiento de Raymond Loretan como el nuevo Presidente de la Fundación es traer un nuevo impulso y nuevas perspectivas.

Parte de eso incluirá la exploración de nuevos acuerdos de cooperación para garantizar la sostenibilidad del Grand Prix y continuar promoviendo la reputación de la industria relojera, tanto dentro de Suiza como a nivel mundial. Asegurar que esas nuevas asociaciones no afecten a la independencia y neutralidad del GPHG será una consideración importante allí.

Raymond Loretan
Raymond Loretan

Los primeros indicios parecen sugerir que la Fundación está en buenas manos. Por un lado, el Sr. Loretan parece tener la experiencia diplomática e internacional necesaria para llevar al GPHP a nuevos niveles globales. Formado como abogado internacional, se convirtió en diplomático Suizo y eventualmente fue embajador Suizo en Singapur y Brunei. Luego se desempeñó como cónsul general Suizo en Nueva York hasta 2007 y hasta el día de hoy ocupa el cargo de presidente del Club Diplomático de Ginebra.

El Sr. Loretan también tiene la capacidad política para hacer tratos y compromisos, ya que se desempeñó como Secretario General del PDC (Partido Popular Democrático Cristiano) Suizo. En 2008, también fue elegido miembro de la Asamblea Constituyente de Ginebra.

Raymond Loretan sucede a Carlo Lamprecht, que presidió la Fundación desde que se creó junto con la Directora de la Fundación, Carine Maillard. Carlo Lamprecht renunció para dedicarse a otras empresas, después de haber pasado siete años ayudando a extender el alcance global de la industria relojera Suiza.